Monday, September 5, 2011

Miles de días después



En que momento crecimos
dejando la protección de los juegos
sacudiendo las sabanas del futuro
convirtiéndonos en extraños

Salpicando la mente de recuerdos
espacios imborrables
de un tiempo de Edén
sin destilar depresiones mundanas

Cuanto de ilusión
quedo grabado en el alma
en esperanzas para un futuro
el cual debió llegar

Fueron días de gloria
en los parques de recreo
sonriendo al tiempo
en los salones de juego

Hoy con los días encima
solo las fotos recuerdan
niñez que se fue
transformando los deseos

Cuanta ilusión nacida de esos días
caricias de madre
que nunca se olvidan
jugando a ser adultos

Hoy en la adultez
recreo los juegos en mi mente
la esperanza de ser escritor
contando las historias del ayer

Veo las fotos
compañeros de aula
sonrisas en el rostro
en una burbuja de jabón

Tiempos que se fueron
tatuando nuestra alma
en los placeres mundanos
de la juventud temprana

Miles de días después
mutamos a un mundo raro
donde la preocupación diaria
se vuelve el alimento cotidiano

Ayer quedo la inocencia
las bicicletas
los trompos
y las chancletas

Hoy tenemos decisiones
crear un futuro
bajo ciertas condiciones
navegando en el laberinto de pasiones

Miles de días después
dejamos la barca
para construir el puerto
que guiara el destino

Calle olvido


En las calles vaciás del destino
sigo los pasos
de aquellos hermanos
que cruzaron el umbral

Huellas silenciosas
que nadie recuerda
borrando las historias
de una vida plena

Camino tormentoso
llevaron sus letras
creadas con la sangre
en noches de luna llena

Inspiraron miles de historias
en una generación perdida
hoy tan ausente
como la vida misma

En esas calles silenciosas
sus sombras quedaron cautivas
asombrando a los creyentes
de una ciudad prohibida

Ausentes de memoria
caminan sin partida
los viejos olvidados
de una idea partida

Pequeño angel del olvido



Cabello rubio
mirada clara
inocencia alada
en los campos del mañana

Niño de las nubes
acariciando las almas
consolando lagrimas perdidas
en el lago de las faldas

Una misión contemporánea
lleva sus alas marcadas
inmovilizando el mundo
bajo su clara mirada

Anhelos de crecer
lleva en su piel
milenios de siglos después
de aquel gran atardecer

En los inicios de la luna
sus cabellos rubios se hicieron
con el polvo de estrellas
que aparecía en la tierra

Pequeño ángel de la creación
llevas en tus manos
los recuerdos de un hermano
que nació olvidado

Tatuado quedo su rostro
en las primaveras otoñales
donde los recuerdos caen
escribiendo hojas en el viento

Aspiras en lo profundo
dejar la misión terrena
para partir en la niebla
a una verdad ajena

Pequeño ángel de la tierra
con esa mirada clara
ilumina nuestras moradas
en estos días de pena

Busca en nosotros
ese hermano perdido
para crecer juntos
bajo la luz del olvido

Abre tus alas
protegiendo al caído
como el inicio
de un sueño escondido

Cuando hombre y mujer se aman


 

Cuando existe el amor
hombre y mujer disimulan
juegan a no conocerse
a entregarse a escondidas

En la calle son desconocidos
que sonríen uno al otro
coquetean entre ellos
sorprendiendo al diario

Ellos no juegan a enamorados
caminan a cuatro manos
sin importarles el mundo
como un primer atardecer

Cuando hombre y mujer aman
las sonrisas aumentan
no usan la boca para ello
solo los ojos en el silencio

Buscan oportunidades
para ensayar sus labios
en suaves caricias
de dos pieles rosadas

Juegan a no conocerse
miradas furtivas
desnudando el pensamiento
hablando en silencios

Dos seres que se aman
apoyan sus almas en el otro
compartiendo de a dos
los mas sublimes secretos

Busquedas




Cuantas batallas compartidas
cuantas dolencias escondidas
sensaciones intermedias
en una vida ajena

Palacios que cayeron
como silencios extremos
que condenan la indiferencia
en los platillos de la cena

Cielos que claman humildad
en una humanidad pasiva
mirándose a los ojos
en los días de partida

Cuanto silencio hace hoy
como una tumba vacía
sin lagrimas partidas
que hoy están secas de vida

Hay rumores en el campo
que la alegría existe
y solo los corazones tienen ojos
para atraparla en su sonrisa

Hoy abrimos los pechos
buscando esa dicha
para transformar el mundo
en un espacio de risas

El vuelo de las almas


Escribo mis letras
en el zumbido de las almas
que buscan un amor
en los cielos de centeno

Caminan solas en grupos
comulgando un mismo plano
esperando los momentos
en que el sol resguarde su mano

Corren libres
en busca de un refugio
soñando con las primaveras
que se escondieron en el crepúsculo

Vuelan las almas libres
solas pero en grupo
saboreando la vida
bajo una pradera escondida

Cuanto amor dejan a su paso
acariciando los rostros extraños
preguntándose por un amor
que ellas no conocen

Las horas de silencio


Hoy no quiero escribir
ni tampoco ser escrito
solo dejar la pluma correr
en este laberinto de ocio

En las sombras de mi cuarto
se dibuja tu cuerpo
que busca en la pared
el reflejo de mis brazos

La tinta nos llama
como las lineas siderales
que unen las distancias
de los días sembrados

Tu voz nunca me falta
mas esos brazos calurosos
se dibujan en cada ausencia
que separan horas de encuentros

Las madrugadas son de sonrisas
cuando los vientos
traen tus sonrisas
a las cavernas de mi alma

Te pienso
dejando mis letras sentir
cada minuto de alegría
que va escapando de mi ser

La playa del recuerdo



No todo es sabor y color
existe el mundo del ayer
donde el hoy enmascara
las risas infantiles

Tomamos las paletas
en una playa desierta
golpeando la arena
con los pies descalzos

Colores azules y blancos
en el cielo y la tierra
anunciando el encuentro
entre los dioses de la guerra

No todo es color
pero a veces si sabor
como la sal del agua
que arrastra los sentidos

Océano de ilusiones
que encerramos en una botella
para exigir nuestra vida
en mensajes de arena

No todo es sabor
pero si color de alma
que escapa en primavera
entonando y desbordando

No todo es sabor ni color
en la memoria del olvido
suspirando por ese océano
que hoy ya esta ido

La escuelita




En tiempos antiguos
bajo las mañanas infantiles
en manadas humanas
crecí en silencio

Viejas aventuras que empezaron
jugando entre amigos
en la inocencia de los días
ausentes de la responsabilidad

Épocas que parecían eternas
bajo el gris del uniforme
que de a pocos se achicaba
y el cuerpo cambiaba

Momentos inolvidables
en los primeros pininos
buscando la existencia
en los placeres de vida

Manadas de amigos
corriendo juntos en las lomas
compartiendo un recuadro
en esa infancia hoy perdida

Cuanto amor en el aire
en las calles san isidrinas
que albergaron los sueños
en unos días revueltos

Creciendo en el camino



Para crecer en la vida
un amor has de tener
que camine a tu lado
en las vías del querer

No importan las distancias
ni el placer del ayer
solo los días nuevos
que alumbren el saber

De a cuatro manos
descubrirás el cielo
cuando corazones ingenuos
encuentren un solo palpitar

Llevaran tatuadas emociones
en un alma despertar
cuando las ilusiones
sean hoy la realidad

Para crecer en la vida
no hace falta una edad
solo el amor
que otra alma sabe dar

Dos corazones a la deriva
aprendiendo juntos a navegar
en un mar de tormentas
que el sentimiento suele aplacar

Toma sus manos en la oscuridad
para encontrar juntos la luz
que los lleve al segundo
en un solo caminar

Nunca dejes de creer
en los caminos futuros
que de cuatro manos
van destruyendo los muros

Mar de vida


Cuan eterno es el amor
en días de melancolía
cuando tu sonrisa
es el fuego de mi vida

Palabras dulces
escapando de tu ser
invaden mi presencia
bajo el arrollo de los días

Tus miradas silenciosas
hablan suavemente
llenando mi espiritualidad
con el fuego de los astros

Cuan sereno es el amor
cuando nada mas existe
solo tu y tu mundo
junto a mi y mis mundos

Diferencias que nos unen
en un eterno palpitar
juntando corazones
bajo las nuevas canciones

Tu yo impactante
mi yo valedero
se juntan en cadenas
que empujan los barcos

Atravesamos juntos los mares
en esta melodía
donde las olas del destino
nos muestran el camino

Cuan fuerte es el amor
en estas letras silenciosas
entonadas por los vientos
alojadas en los tiempos

Una mañana ccomo hoy


Las manos se congelan
duermen como piedras
mientras la imaginación
despierta al amanecer

Luces claras
abren las puertas
en esta clara idea
convirtiéndose en poema

Cada silaba naciente
entra en un trance
buscando hilvanar las ideas
en este campo de piedra

Despierta la imaginación
bajo el calor de imagen
que camina en mi alma
en cada sueño esparcido

Nace un nuevo día
entre las liras del silencio
que transportan los corazones
a la tierra de las razones

Cuanto de imaginación
nos entrega las nubes
cuando sus ángeles alegres
encienden las velas de la esperanza

El angel de la ventana


Hace tantas partidas
bajo una tarde limeña
el ultimo abrazo
marco el ultimo encuentro

Sabias que no habría retorno
y me diste tu bendición
la esperanza de reencontrarnos
se mantuvo en mi piel

Años traicioneros
separaron nuestros pasos
en un nunca volver
que no esperaba ser

Tanto tiempo paso
que tu cuerpo cansado
no aguanto mas el dolor
expandiendo sus alas al sol

Mi alma exploto en pedazos
cuando abrazaste mi dolor
un sueño que nunca espere
en esta tierra de calor

Hoy en mis plegarias
apareces por la ventana
empujando mi espíritu
hacia las nuevas cosas

Tu calor siempre presente
ilumina el amanecer
tatuando las nubes
con la sabiduría del placer

Hace tantas partidas
que hoy llevo tu marca
en cada sensación
que inunda mis letras

Hoy eres el ángel que me escucha
cuando nadie mas esta
en este país del dolor
donde uno pierde la ilusión

Despues de la lluvia sale el sol


En mi silencio
llega tu imagen
tomando mis manos
hablándome al oido

Cuentas historias
para levantar mi alma
cálidas como tu piel
que abraza la mía

Cierro los ojos
pensando en un mañana
cuando los cabellos sean grises
y entre las sonrisas estés ahí

Diminutos momentos
se hacen tan eternos
como el beso deseado
que llega en tus labios

Hoy es solo una piedrita
que llego al camino
empujándome a una intriga
de donde estaré hoy

Sale el sol de madrugada
y se dibuja tu rostro en el
en ese amanecer naranja
que desborda la imaginación

Hoy es el día de la lluvia
oscuro y gris
pero sabes amor
después de la lluvia viene el sol

Solo toma mis manos
para empujarnos juntos
descubriendo la cortina
de un suave amor

Decadencia


Todo se va
nada queda para ver
los llantos infantiles
las palabras de papa

Pasan los siglos
dejando nuestro cabello gris
recuerdo de una vida
que se fue antes de vivirla

Nada queda
solo fragmentos de papel
encerrando imágenes
que hoy nos causan cierto placer

Lagrimas recorren el rostro
al cerrar los ojos
viendo rostros hoy idos
que llaman nuestro nombre

Nada queda alrededor
solo fotografiás vacías
donde hoy nadie queda
solo una puerta trasera

Una ciudad en el corazón
sobrevive a los vientos
calles hoy no existentes
amigos que ya partieron

Nada esta ahí
solo los recuerdos
caminatas en la época de los sueños
cuando estaba todo ahí

Hoy en este paréntesis
cierro los ojos
ignorando esta realidad
donde no quiero existir

Tengo sed
y el riachuelo de vida
se ha secado cerca a casa
y solo llega la mugre

Inscrito a

Peru Blogs