Thursday, February 18, 2010

Vino tinto

Vino
tinto y añejo
néctar de los dioses
sabiduría en botella

Elixir de la vida
camino hacia la inspiración
elemento pluricultural
hijo de las fincas rebeldes

Motor de las ideas
aroma a pecado inicial
suave y delicado como el amor
sabroso y adictivo como la piel

Vino tinto
amor de los viñedos
hijo de las uvas prohibidas
creador de los recuerdos insanos

Vino tinto
compañero de los bohemios
fuente inspiradora del cielo
placer de los dioses olvidados

Vino tinto
servido en copas de vida
acompañante de tus labios...

Salud

1 comment:

Dr Mortensen said...

El vino es la sangre de Dios, amigo. La sangre.

Si el vino viene viene la vida:
vengo a tu viña, tierra querida.
Quisiera dejar mis huesos
bajo cielo mendocino
que mi sangre y mis cenizas
vuelvan camino del vino.

Qué triste ha de ser morirse
y no volver nunca más,
pero es tan linda la vida,
pero es tan churro el camino,
que si me muero algún día
entiérrenme en Mendoza,
en San Juan, allá en la Rioja
o en Cafayaté La Hermosa
que en vino habré de volver!
Y cuando lloren las viñas
para que rían los hombres,
he de volver en las copas
que habré de mojar las bocas
de mis viejos compañeros
o tal vez de la que quiero
y no me pudo querer...
y en una noche de farra
cuando lleven la guitarra
si ven al vino llorar
déjenlo llorar su pena
déjenlo llorar su pena
que en la lágrima morena
como nunca he de cantar!

La vida es un vino amargo,
dulce de jarra compartida:
que los que nadan pa' dentro
se ahogan solitos en vida.
Si el vino viene viene...

Horacio Guaraní

Inscrito a

Peru Blogs